domingo, 29 de junio de 2014

Adivinanzas





¿Qué animal va por la vida
con los pies en la cabeza?
¿Qué animal así camina?


En un monte muy espeso
anda un animal sin hueso.


Si adivinar te entretiene
contéstame con certeza,
¿qué insecto es el que vive
arriba de tu cabeza?



La respuesta se dará el próximo domingo.


Respuesta de la adivinanza anterior


Viste de chaleco blanco
y también de negro frac.
Es una ave que no vuela.
Pero nada. ¿Qué será?

Me visto muy elegante,
y no voy a ninguna fiesta,
con la levita flamante,
me zambullo en la pileta.


El pingüino

Para más adivinanzas visita  www.adivinancero.com

sábado, 28 de junio de 2014

¿QUÉ HACES RAULITO?



por Graciela Lecube-Chavez

© 2014 

¿QUÉ HACES RAULITO?,
diez veces a Raulito pregunté.
Para leer lo que me dijo debes
llegar hasta el mismo final, pero
antes de eso, ¿qué me dirías tú
si te pregunto lo mismo que a él?

¿Qué haces Raulito
1 parado de cabeza?

___________________________

2 con dos oídos y una boca?

___________________________

3 dando salto tras salto?

____________________________

4 mirando al cielo tan fijo?

____________________________

5 apilando todos esos libros?

____________________________

6 comiendo menos carne?

_____________________________

7 pintándote todo de verde?

____________________________

8 si te piden tu opinión?

____________________________

9 encendiendo tantas velas?

________________________

10 montado en caballito de madera?

_________________________

Estas son las respuestas de Raulito:
1 .. pensando con los pies.
2 .. oir más y hablar menos.
3 .. caminando como un canguro.
4 .. quiero pescar a Santa de paseo.
5 .. subir hasta donde mamá guarda las galletitas.
6 .. protegiendo a las vaquitas.
7 .. quiero ser parte del bosque.
8 .. darla con una canción.
9 .. preparándome para un apagón.
10 .. probando mis botas nuevas.


jueves, 26 de junio de 2014

Dos Ranas



Reseña por Ariadna Sánchez

Persona prevenida vale por dos, dice un refrán popular y se aplica para la historia titulada Dos Ranas de Chris Wormell. La primera rana en su afán de proteger su vida y evitar ser devorada por otro animal lleva consigo en todo momento un palo. Lo que genera una serie de burlas e incógnitas por parte de la segunda rana. Mientras las ranas se encuentran discutiendo si en verdad es bueno cargar a todos lados un palo o no, sorpresivamente son devoradas por una garza. Usan el palo que carga la primera rana para abrir el pico de la garza y así evitar caer en el fondo del estomago de está. Una vez que abren el pico del ave, brincan como atletas olímpicos hacia el otro lado de la laguna salvando sus vidas.  Ahí es cuando las dos ranas se dan cuenta de que sí es útil cargar un palo. Dos Ranas es  libro que contiene una dosis de humor y una interesante moraleja.

Visita la biblioteca local más cercana para sumergirte en el mágico mundo de la lectura. ¡Nos leemos la próxima semana!


miércoles, 25 de junio de 2014

Los tres pastelitos sabrosos- segunda parte



por René Colato Laínez

© 2014 
cuento publicado en Revista Iguana


El tercer conejito se fue corriendo al mercado. Se paró para ver una pobre nube gris.

De repente la nube le comenzó a hablar —Conejito, conejito dame ese pastelito sabroso. Tengo tanta hambre.

—Claro, dame quince dólares y el pastelito es tuyo —le contestó el tercer conejito.

—No tengo dinero, pero si me das el pastelito sabroso me pondré muy fuerte y tendré más energía. Me llenaré de agua fresca. Lloveré y lloveré. Le daré agua a las plantas, flores, lagos y ríos. El campo se pondrá tan verde y bonito. Las plantas y flores crecerán con alegría —le dijo la nube.

El tercer conejito le dio el pastelito a la nube. La nube se lo comió y los dos estaban contentos.

Los tres conejitos regresaron a la casa y le contaron a su mamá todo lo que les pasó.

—Los engañaron. Ahora no tenemos ni el dinero, ni los pastelitos sabrosos —les dijo la mamá coneja muy enojada.

Esa noche mamá coneja y los conejitos se fueron a la cama sin cenar.

Algo maravilloso pasó esa noche, comenzó a llover. Al día siguiente la tierra estaba húmeda y los rayos resplandecientes del sol se asomaban por el horizonte. Los conejitos le pidieron a su mamá que plantaran semillas de zanahoria, lechuga, trigo y maíz. Después de sembrar los conejitos y su mamá le dijeron a todos los que se encontraban que era el mejor tiempo para sembrar.

Días después la tierra estaba bonita con muchas flores y alrededor de la casa de los conejitos crecían crujientes zanahorias y redondas lechugas. Los tallos de las plantas de maíz y trigo estaban tan altas que los conejitos hacían competencias para ver quien podía alcanzarlas hasta arriba. Habían pajaritos y mariposas. El agua regresó a los lagos y ríos. El sol brillaba como nunca.

Mamá coneja y los conejitos tuvieron suficiente comida y vivieron felices para siempre.





martes, 24 de junio de 2014

NO DEJES HUELLAS



por Graciela Lecube-Chavez

© 2014




La mentita Caramelo
en la cabecita de Chelo apareció
dejando olorosa estela
que de su pelito rizado se aferró.

Todas las mañanitas,
cuando en su cuarto se ejercita,
le brotan gotitas de sudor
que dan brillo a su linda carita.

La pícara Chelo
se ríe hasta más no poder
y con sus manitas de seda
otra batita se va a poner.

Pero como el sudor
que a sus ojitos resbala
le causa mucho ardor,
acusa a la mentita olvidada.